• APRÉNDETE EL HIT

    APRÉNDETE EL HIT

    Del momento: ♪♫ Manudo decime que se siente, seguiiiir pensando en un Mundial... ♪♫ Read More
  • 1

Saprissa comprometió su boleto al Mundial

¿Te gusta nuestro contenido? ¡Compártelo!

Ultra Morada
@lanacion

Saprissa comprometió su futuro en la Liga de Campeones de la Concacaf y, de paso, su soñado regreso al Mundial del Clubes, tras perder anoche 2-0 en el juego de ida de las semifinales ante el Real Salt Lake.

Los morados quedaron contra la pared y ni siquiera lograron traerse un gol de visita (vale doble en caso de empate en la serie), que les habría mejorado el panorama para el juego de vuelta, programado el 5 de abril en el Saprissa.

Más bien, quedan a expensas de que un eventual gol de los estadounidenses en suelo tico, en el cierre de la serie, los obligaría a marcar cuatro tantos para lograr el pasaje a la final del torneo.

En el juego de ayer, fiel a su estilo, el técnico Juan Manuel Álvarez “regaló” la salida al local con la idea de recuperar el balón y montar rápidos contragolpes.

La primera parte del dibujo táctico se cumplió, la segunda no. Saprissa se presentó como un equipo trabado, con una defensa endeble, un medio campo sin ideas y una delantera inofensiva.

Jason Kreis plantó un típico 4-4-2, con el tico Álvaro Saborío y el argentino Fabián Espíndola clavados en la zaga tica como dagas, gracias al apoyo del cerebro del equipo, Javier Morales, también ché, y de Andy Williams (Jamaica), un “pulmón” tan eficiente en ataque como en defensa.

A los 5 minutos, Nat Borchers anotó a pase de Fabián Espíndola, pero el árbitro Enrico John Wijngaarde (Surinam) anuló la diana y aún no sabemos por qué.

Tres minutos después fue Saborío quien superó a Víctor Bolívar y marcó su octavo gol del torneo, asistido por Espíndola. Con ello, Sabo empata con Emanuel Villa (Cruz Azul) en el segundo lugar de los máximos anotadores.

Con la pizarra en contra, los morados reaccionaron y por fin apareció Walter Centeno. A los 31 minutos, Armando Alonso centró desde la derecha, Jairo Arrieta quedó incómodo para el remate y sirvió a Josué Martínez, quien anotó pero le señalaron un fuera de lugar.

El segundo golpe para los ticos llegó en otra desatención defensiva. José Mena se entretuvo con el balón, lo perdió por fingir falta, Williams la recuperó y de inmediato se lo dio a Espíndola, quien fusiló a un Bolívar muy adelantado.

El reloj marcaba los 55 minutos y ya en Saprissa se notaban signos de desesperación. Mientras los locales eran amos y señores de la cancha, el Monstruo deambulaba en medio de errores infantiles y faltas innecesarias.

A partir de allí el partido entró en un sopor conveniente para los de casa, pues Saprissa, el obligado a arriesgar, prefirió seguir con su juego cansino e improductivo.

El encuentro, disputado a frescos 10 grados centígrados, se jugó en el estadio Rio Tinto, con capacidad para 20.008 personas.

Con la gramilla natural maltratada por las pasadas nevadas, se llenó en un 90%.

El juego de vuelta se jugará el 5 de abril en el estadio Saprissa, si los morados logran solventar problemas de iluminación señalados por la Concacaf. Si esto no es posible, los morados hacen gestiones para realizarlo en el Nacional.

¿Te gusta nuestro contenido? ¡Compártelo!

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn