• APRÉNDETE EL HIT

    APRÉNDETE EL HIT

    Del momento: ♪♫ Manudo decime que se siente, seguiiiir pensando en un Mundial... ♪♫ Read More
  • 1

Saprissa no cayó porque Víctor Bolívar fue grande

¿Te gusta nuestro contenido? ¡Compártelo!

Saprissa - Punatreas@lanacion

Si tuviera una moviola, la pondría en reversa para mostrarle a usted, una y otra vez, las tapadas electrizantes de un guardameta extraordinario.

Su nombre es Víctor. Su apellido es Bolívar. Con el celo de un centinela, el felino de las redes blancas impidió ayer la caída del Saprissa, ante el fuego ofensivo y trepidante de Puntarenas.

Al final, el 2 a 2 fue un saldo de justicia. Simplemente, porque de los morados fue el primer tiempo, mientras que la vocación color naranja se adjudicó el segundo.

Recordemos. Solo restaba un minuto. En el cronómetro. En el palpitar de un duelo intenso.

Las cifras estaban 2 a 2. Con el frenesí de quien presiente el final, el botín de Daniel Peña despidió un fogonazo; parecía ser lo que se dice un gol cantado...

Quizás solo un gato podía alcanzar ahí, “donde tejen las arañas”, según la expresión común.

Pues bien, ¡como un gato!, Bolívar saltó, prensó la pelota contra el vértice superior izquierdo de su marco e impidió, con tal reacción, la tercera caída de los morados.

Minutos antes (80’), Bolívar había detenido, en dos tiempos, un tiro desde el punto de penal que ejecutó Rafael Rodríguez.

El guardameta se inclinó a su izquierda y repelió el primer disparo. De seguido, tras el rebote, atrapó con tenazas el segundo remate de Rodríguez, quien se llevó las manos a la cabeza.

Juego de sombras. El libreto de Juan Luis Hernández Fuertes, entrenador de Puntarenas, ordenó la marca de “estampilla” en el primer capítulo.

Cada pieza tenía su encargo. Una de las marcas más visibles era la de Helliut Farrier, metro a metro sobre Walter Centeno.

Mas, resultó que en cuestión de pocos minutos, al cuarto de hora, más o menos, el trotar inteligente del mediocampista morado acabó por desorientar a Farrier.

Centeno recibía y tocaba de inmediato. De esta manera, el referente saprissista y sus compañeros se fueron liberando de la “filosofía del candado”.

La evidencia saltó al 17’. Mientras Centeno mareaba a sus celadores en el centro del área, se devolvió de súbito y globeó un centro en corto. Armando Alonso sorprendió en la red con su llegada oportuna al segundo palo. Gol y ventaja.

Los locales lograron igualar 16 minutos más tarde (33’), con la ejecución efectiva de Diego Brenes desde el punto de penal.

A los seis minutos del reinicio, tras un balón que peleó Maykol Ortiz en el área, David Guzmán tomó la pelota suelta y marcó la segunda conquista de la visita.

Del candado al toque. El ingreso de Rafael Rodríguez en el segundo tiempo reordenó el esquema de Hernández Fuertes.

Rodríguez ligó rápidamente con el buen toque de Diego Brenes. El “Diego del Puerto” encontró un aliado. Y las opciones se abrieron.

La habilidad innata del novatoKevin García ubicó a Pedro Leal. Pedro ligó otra vez con Rodríguez. Y el Rafa voló a los cordeles, al 61’.

Dos a dos en las cifras. La justicia parecía imponer su ley. El Puerto quería variar tal designio y Rodríguez “le disparó” a Bolívar.

Pero el arquero fue grande.

¿Te gusta nuestro contenido? ¡Compártelo!

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn