• APRÉNDETE EL HIT

    APRÉNDETE EL HIT

    Del momento: ♪♫ Manudo decime que se siente, seguiiiir pensando en un Mundial... ♪♫ Read More
  • 1

El candado caribeño le ahogó las ganas a la S

¿Te gusta nuestro contenido? ¡Compártelo!
El candado caribeño le ahogó las ganas a la S
La ilusión de Saprissa por debutar en su casa con un triunfo se esfumó ayer ante la incapacidad para romper el esquema de un Limón que parece tener la medida puesta en la Cueva.

Al igual que en el torneo anterior los limonenses salieron de Tibás con los tres puntos, un resultado destacable si se toma en cuenta que su gol cayó apenas a los 9 minutos de partido.

El gol del argentino Ismael Gómez llegó en los minutos de estudio y fue ahí mismo cuando los caribeños aplicaron el cerrojo: la apuesta del Macho Mora fue vivir de los intereses en el Ricardo Saprissa.

Si bien el mérito de Limón es grande por soportar el asedio morado durante prácticamente todo el encuentro, los tibaseños también aportaron al resultado con una clara exhibición de los problemas que tienen en definición.

El equipo de Alexandre Guimaraes fue incapaz de encontrar la ruta al gol pese a tener un conductor como Manfred Russell, de momento la mejor de las incorporaciones moradas para esta campaña.

El volante adornó un medio campo local que se vio tan pobre como ineficaz, un reflejo de que la idea de Guimaraes sigue sin cuajar o bien que la apuesta del técnico sencillamente está fallando.

La ausencia de Walter Centeno permitió a Maykol Ortiz ser titular en lo que al final fue un gris retorno para el volante como parte del once inicial saprissista.

Él, junto a Erick Scott, fueron dos hombres menos para el bando local, el primero perdido en el medio campo y el segundo estático en la zona ofensiva, allá donde pululaban las piernas de por lo menos seis gendarmes limonenses.

Orden y defensa. Si bien no es la más elegante y vistosa de las formas, la ruta que eligió Limón para llegar a la victoria resultó ser arriesgada pero al final efectiva.

Los caribeños se enfocaron en aguantar atrás y buscar el contragolpe, pero sin descuidar la parte baja: aún con la pelota nunca hubo menos de cinco hombres resguardando la meta de un aplomado Dexter Lewis, uno de los artífices del resultado final del cotejo.

La línea de cuatro de los caribeños nunca aflojó y más bien aprovechó la desesperación de los morados por buscar la paridad para crecer en confianza y aplomo.

Cuando esa presión tocó el banquillo del Saprissa ya era tarde: Guimaraes sacó a Ortiz para darle paso a un César Elizondo que tampoco estuvo fino y ya en la recta final del partido ingresaron Jairo Arrieta y Allan Alemán; ninguno pudo ayudar en el objetivo.

A Limón la victoria lo catapultó a la segunda posición del torneo mientras que a Saprissa lo relegó al fondo de la tabla, confirmando que al proceso de Guima todavía le queda mucho trabajo por delante.

¿Te gusta nuestro contenido? ¡Compártelo!

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn