• APRÉNDETE EL HIT

    APRÉNDETE EL HIT

    Del momento: ♪♫ Manudo decime que se siente, seguiiiir pensando en un Mundial... ♪♫ Read More
  • 1

Saprissa rescata un punto contra Herediano

¿Te gusta nuestro contenido? ¡Compártelo!

Saprissa rescata un punto contra HeredianoEn una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.

sssssEn una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.EEn uEn una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.na noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.En una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento. 

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.n una noche muy agradable para disfrutar del llamado “clásico del buen futbol”, el Estadio Nacional nos volvió a recibir, esta vez en condición de visitantes (aunque el apoyo en las gradas era como si estuviéramos de local), para disputar un partido muy complicado donde teníamos al frente un rival con oficio y hambre de campeonatos.

Desde el primer minuto, el equipo del siglo, salió en busca de los tres puntos, un objetivo claro desde el arranque del presente campeonato, sobre todo con muy buenos resultados fuera de casa.

Conforme avanzaba el cotejo, Saprissa parecía tener control de las acciones y sus llegadas eran más claras. Prueba de ello fue al minuto 10’ de la primera parte, cuando en una llegada por la banda derecha Jairo Arrieta se comió frente al marco lo que parecía ser el primer gol del juego. Con claridad, los primeros 15 minutos fueron dominados por “El Monstruo”, pero luego nos replegamos y a partir de eso nos costó salir y los espacios se reducían para llegar al frente y crear más opciones de ataque. Hasta ese momento, una buena jugada inteligente de Jafet Soto para terminar sin mover el marcador.

Etapa de Complemento.  

Ya para los segundos 45 minutos, el equipo tibaseño apostó por realizar algunas variantes que le permitieran abrir los espacios y encontrar la llave del cerrojo florense. Se buscó más y se tuvieron varias llegadas, pero delanteros morados no pudieron con la resistencia del portero Leonel Moreira. Por momentos el partido entro en un “ping pong” aéreo y eso hizo que se tornara un tanto aburrido, sin embargo, el aliento de los morados en las gradas era constante y servía para que el plantel buscara hacer mejor las cosas. Técnicamente, el entrenador florense prefirió meter en el congelador ese resultado cerrar espacios y Saprissa no pudo mostrar su futbol característico. Al final, ninguno de los dos pudo hacerse daño y se quedaron con un punto.

Lesión de “El Rasta”.

Una baja muy sensible sin duda fue la de Luis Diego Cordero, que no vio acción hoy tras no recuperarse de una inflamación en el tobillo derecho y dio paso en la titular al delantero Mynor Escoe, quien regresa de una suspensión.

¿Te gusta nuestro contenido? ¡Compártelo!

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn